lunes, 28 de julio de 2008

Jugando al ciclo

No es secreto que en Europa las cosas se están poniendo cada día más complicadas. Muchas PYME's la están pasando bastante mal y muchas cierran, las empresas cotizadas decepcionan en sus resultados y los datos macroeconómicos están cada día peor. En este escenario de "se acaba el mundo", es cuando los grandes gerentes "juegan al ciclo".

Un ejemplo claro lo que quiero decir con "jugar al ciclo", es el resultado de Ryanair de hoy. Para comentarlos rápidamente, las ganancias bajaron un 85% debido a la bajada de ingresos por la bajada en sus tarifas, sin embargo la cantidad de pasajeros aumentó en 19% y en otros ingresos un 25%. La acción fue castigada con una caída del 22% al cierre.

¿Cuál es la estrategia que sigue Michael O'leary (CEO de Ryanair)?, él sabe perfectamente que la industria en la que compite (aerolíneas) es muy cíclica. Sabe también que él tiene una empresa con una ventaja competitiva (la de más bajo coste). Por lo que la estrategia es clara. En los momentos difíciles (como los que tenemos ahora y en el futuro cercano), donde la industria sufre de unos precios del petróleo nunca vistos y un consumidor con menos poder adquisitivo, es cuando O'leary baja precios.

Lo hace simplemente porque puede, porque sabe que él puede operar a precios por debajo que los demás, y es precisamente ahora que le puede sacar la ventaja a su estructura de costes y sacar competidores del mercado. Otro objetivo que estos gerentes se proponen en estos momentos es "quitar grasa" en la empresa, cómo se le conoce a optimizar la estructura de costes. De ese modo, cuando el ciclo se voltee (y se volteará, eso anótenlo), Ryanair será probablemente la compañía aérea más grande de Europa, tendrá menos competencia, lo que le hará más fácil subir tarifas cuando los tiempos mejoren, y será una empresa más eficiente, luego de las restructuraciones hechas durante los tiempos difíciles.

Ryanair es sólo un ejemplo. Este comportamiento de "apretar tuercas" en momentos en que la industria atraviesa momentos adversos es algo que he visto no sólo en empresas cotizadas, sino también en empresas no cotizadas, y en todos los casos los gerentes llevan empresas de similares características: líderes en costes en industrias muy cíclicas. En mi opinión es la estrategia correcta, aunque el mercado, es su habitual miopía, sólo se centre en el titular, y no pueda ver la estrategia a largo plazo (gracias a Dios, así los que vemos más allá de nuestra nariz podemos hacer dinero....). Sin embargo no recomiendo una inversión en este tipo de empresas a todos, por sus características son empresas con alta volatilidad, y no todos los estómagos aguantan los "swings".
Share/Bookmark

1 comentarios:

Juan dijo...

Particularmente tampoco soy muy partidario de invertir en aerolíneas.

De todas formas, creo que es algo personal. Aunque un análisis muy conservador sobre una compañía me diga que estamos ante una excelente oportunidad de inversión, me lo pensaría mucho antes de invertir en una aerolínea.