viernes, 24 de octubre de 2008

Si vacas lo estructuran, nosotros lo calificamos

El papel de las calificadoras de riesgo ha sido de suma importancia en esta crisis financiera que en estos momentos nos afecta a todos. Como ya expliqué en un post anterior, los inversionistas no tenían acceso a información para poder delimitar el riesgo de los productos estructurados que estaban comprando. Es por esto que se fiaban de las agencias calificadoras (Standard&Poor's, Moody's, Fitch) para asignarle el riesgo que cada estructurado tenía.


El problema es que las calificadoras estaban en conflicto de intereses. Mientras más estructurados se vendían, más dinero ganaban, y los estructurados se vendían mejor a medida que más alta hubiera sido su calificación.

Está claro que en estos momentos la prioridad está en salir de la crisis, y en tomar las medidas necesarias para hacerla lo más llevadera posible. En cuanto se calmen las aguas, no duden que los afectados le cobrarán a estas calificadoras su responsabilidad en esta debacle.

Ya el miércoles de esta semana, el comité de supervisión y reformas gubernamentales de los Estados Unidos, tuvo una audiencia con estas calificadoras para empezar a indagar sobre su probable mala práctica a la hora de asignarle un calificación de riesgo a los productos estructurados. De la audiencia, lo más elocuente es una conversación, develada por un congresista, en un chat privado entre dos empleados del departamento de calificación de estructurados de S&P:
-Empleado 1: Por cierto, esta estructuración es ridícula.
-Empleado 2: Lo sé, el modelo no captura ni la mitad del riesgo.

-Empleado 1: No deberíamos darle una calificación.

-Empleado 2: Nosotros calificamos TODOS los estructurados. Podría haber sido estructurado por vacas, nosotros lo calificamos.
-Empleado 1: Hay mucho riesgo asociado con él. Yo personalmente no me siento cómodo firmándolo como miembro del comité.


Por supuesto, el producto en discución a final obtuvo una calificación por parte de S&P.


Muy elocuente es también la declaración de un ex-empleado de S&P cuando en el 2001 le pidieron que calificara un estructurado sobre un paquete de hipotecas. Cuando el empleado le pidió a su superior que le entregara información sobre los créditos que conformaban el estructurado, éste le respondió que esto "no era razonable, ya que las estructuradoras (principalmente bancos de inversión) no tienen esa información, pero que de todos modos el producto DEBE CALIFICARSE. Es tu responsabilidad producir un estimado del riesgo y desarrollar un modelo para hacerlo".

En definitiva, que ni las calificadoras sabían lo que calificaban. Eran un componente más en la línea de producción donde ellos simplemente estampaban su sello.


El sistema estaba corrompido desde su inicio, no puedes poner a calificar a quien recibe dinero si el producto se vende. Si el riesgo hubiera sido asignado DIRECTAMENTE POR LOS INVERSIONISTAS, esto no hubiera pasado. Las calificadoras de riesgo han usado su posición de oligopolio para obtener ganancias hasta el máximo (el margen bruto de Moody's es superior al 50%).
Para estas agencias, está claro que de tanto exprimir la gallinita de los huevos de oro han terminado por matarla.
Share/Bookmark

7 comentarios:

Anónimo dijo...

"Contra más"

Mientras más. Lo del contri más es una epidemia.

Pensamientos Neoliberales dijo...

Muchas gracias por apuntarme el error. Es que en mi pueblo se usa mucho lo del "contra".

Enrique dijo...

Cual seria el significado de cow que traduces como vaca, lo tengo leido en algun articulo en ingles, sera una especia de slang ?

Pensamientos Neoliberales dijo...

He trabajado en los Estados Unidos y nunca he escuchado esa expresión. Sin embargo el sentido está bastante claro, cualquier estructurado, independientemente de la basura que tuviera, obtenía un sellito de garantía de alguna calificadora.

hadleyss dijo...

Sin duda las agencias de rating han tenigo gran parte de culpa, pero yo me hago una pregunta: ¿Quienes son los compradores de los estructurados?
Si no me equivoco son los propios bancos de inversión. Yo creo que los bancos de inversión sabían perfectamente que el estructurado que compraban no era triple A (o lo que fueses), porque ellos mismos habían hechos paquetes con la misma "basura" y habian obtenido la misma calificación.. Lo único que hicieron fue una maraña para disipar el riesgo y expandir responsabilidades

Pensamientos Neoliberales dijo...

No es exactamente así hadleys, los principales compradores de los ABS eran fondos de pensiones, aseguradoras, bancos, hedge funds, fondos soberanos, etc. Los bancos de inversión se quedaban con la parte del estructurado que no podían vender (la basura super basura). Podemos recordar que las primeras victimas de los MBS fueron Hedge Funds, ya que ellos tenían que hacer el mark-to-market diariamente, a diferencia de las otras instituciones.

hadleyss dijo...

Es verdad que igual no eran directamente los bancos los que compraban los estructurados, pero si sus vehiculos. En Agosto de 2007, cuando se supone que empezó la crisis subprime fueron 2 hedge funds de Bear Stearns los primeros en caer.. y es lo que me extraña, que los gestores de los fondos no estuviesen en contacto con el departamento de estructurados (es indiferente que fueses de un banco u de otro) para advertirle de lo que había ahí dentro..