sábado, 21 de febrero de 2009

Screening



Cuando el universo de inversión potencial es de varios miles de títulos, hay que aplicar técnicas de screening o filtros para enfocar la atención en un cierto número de títulos. Es en este período convulso cuando buscar acciones atractivas es de vital importancia.


Uno de los primeros filtros que uso es aplicar la Teoría Austríaca del Ciclo Económico, en donde dependiendo del momento del ciclo económico en el que nos encontremos, unos sectores se verán más beneficiados que otros. Esa es una buena base de partida para empezar a buscar acciones.



Otro de los filtros que uso es buscar fluctuaciones temporales en los niveles de retorno de la empresa. Para esto se pueden usar tanto el retorno sobre los activos como el retorno sobre el equity. Grandes variaciones en el retorno sobre el capital comparado al retorno sobre el equity nos puede dar señales de eventos con la deuda (encarecimiento repentinos de la deuda por alguna causa, etc). Un análisis de estas empresas nos puede llevar a encontrar algunas acciones que ofrecen valor y que la miopía del mercado nos ofrece a precios atractivos.


Estas últimas semanas he estado aplicando un filtro mucho más exigente. Graham en su libro "The intelligent investor" nombra un ratio que resulta de comparar el precio de la acción, con su valor contable al restar al activo circulante tanto el pasivo circulante como la deuda a corto y largo plazo. Este es un ratio muy exigente, ya que implica que si compramos la compañía hoy y la liquidamos, con sólo la caja y vender el inventario pagamos todas las deudas de la compañía (sin contar con los activos fijos como maquinaria e inmuebles).


He estado trabajando con este ratio estas últimas semanas, y en su mayoría las empresas que se encuentran con este ratio "favorable" son compañías de tecnología que están "quemando cash", y cuyo inventario posiblemente no tenga el mismo valor hoy que mañana, ya que los rápidos avances tecnológicos hacen que el inventario de una empresa de tecnología pierda su valor rápidamente. Debido a esto, es probable que todas estas "gangas" estén siendo correctamente valoradas por el mercado. El valor de la compañía en funcionamiento es, muy probablemente, inferior al valor de la compañía si se liquidara, como bien lo está reflejando el precio. Lamentablemente (o afortunadamente), no tengo capital suficiente para comprar compañías y liquidarlas.


Otro grupo que he encontrado repetidamente al pasar este filtro son, por supuesto, las inmobiliarias. En este grupo sí se puede encontrar valor, pero requiere de un análisis muy minucioso. La apuesta es sencilla: si piensas que el precio de la acción está asumiendo un descuento sobre el inventario (terrenos e inmuebles) demasiado grande, compras. Si piensas que el descuento no es suficiente y que, contablemente, el valor reflejado en los libros está sobrevalorado pues pasas a la siguiente empresa.

Como ya dije antes, esto es más fácil decirlo que hacerlo, hay que adentrarse en los estados financieros históricos, ver las variaciones del valor en libros del inventario, localización geográfica, comportamiento de los "writedowns" (revalorizar a la baja el inventario en libros), etc.


Otro grupo que encontramos sale "favorecido" al pasar este filtro, son empresas principalmente financieras (entre otras) con exposición a los famosos "estructurados basura", y demás papeles relacionados con la crisis que estamos sufriendo en estos momentos, cuyo valor, sigue sin ser transparente y que merecen el descuento que el mercado les está aplicando.





Sin embargo, el que busca encuentra, existen empresas (muy pocas pero las hay) que cotizan con un descuento al valor de liquidación sin contar con los activos fijos y que no tienen nada que ver con las subprime, ni son tecnológicas. Las he encontrado hasta obteniendo ganancias en estos difíciles momentos, y haciéndolo desde hace al menos 10 años y con buen crecimiento. Esto es "casi" dinero gratis. Y digo casi, porque siempre hay imponderables, pero eso es parte del juego.


Estas herramientas son de mucha ayuda, pero no son formulas "mágicas para aplicar y ya". Siempre hay que ir a los informes anuales tanto actuales como históricos, hacer la valoración, analizar los escenarios, su posición competitiva, etc, etc, etc.


Sigo animando a todos mis lectores a invertir en bolsa, pero hacerlo bien. No busquen el pelotazo, la manera es con trabajo y disciplina.
Share/Bookmark

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy deacuerdo contigo en que hay que aplicar algún tipo de filtro para saber cuales son las empresas que están infravaloradas en este momento.... pero el resultado que te da, es demasiado obvio.

Tanto para el sector bancario como para el inmobiliario, cualquier ratio que utilices te va decir que están infravaloradas. Y posiblemente lo estén, pero date cuenta que en la bolsa no solo influyen los datos objetivos. También entran en juego las emociones de los individuos.

habiendo valor oculto dentro de esas cotizaciones, es bastante dificil hacerlo aparecer de nuevo para el mercado.

Si te das cuenta, en todas las crisis que ha habido, los valores a los que mas les ha costado subir de nuevo han sido a los mas castigados por estas. Siempre hay un rebote inicial muy fuerte, pero posteriormente se suelen quedar en el olvido.

Pensamientos Neoliberales dijo...

Los resultados generales no son ninguna sorpresa, lo interesante son aquellas empresas que pasan los filtros y que no son "tan obvias".
Estoy totamente de acuerdo en que los factores emocionales juegan un papel muy importante en la formación del precio, y eso nos da oportunidades a los que buscamos valor en los títulos. En el largo plazo, los fundamentales siempre triunfan, y eso yo te lo garantizo.

Muchas gracias por tu aporte.

ManuelSH dijo...

Hola, ¿con qué programa haces el screening? ¿Hay alguna manera de hacerlo automáticamente? Gracias,

Manuel

Pensamientos Neoliberales dijo...

Hola Manuel,

La página web del Financial Times tiene un screener para varios mercados, incluyendo Europa y Asia

http://markets.ft.com/screener/customScreen.asp

Un saludo