sábado, 6 de septiembre de 2008

La madre de todos los rescates



Ya es "cuasi" oficial. Esos monstruos de la naturaleza, engendrados por una mente como la de los gringos llamados Fannie Mae y Freddie Mac, van a ser "nacionalizados".

Para los que no conozcan estas entidades, una breve explicación:
Fannie Mae y Freddie Mac son compañías Norteamericanas que compran las hipotecas de los bancos Estadounidenses, las empaquetan y luego las venden a inversionistas de todo el mundo. Esto le inyecta dinero a los bancos, que pueden usar este dinero para volver a prestar dinero en nuevas hipotecas, Fannie y Freddie las compra y así sigue el ciclo. Si Fannie y Freddie dejan de comprar estas hipotecas, esto dejaría al mercado hipotecario "seco", los bancos no podrían prestar como antes, o al menos, los costes serían mucho mayores.

Los llamo monstruos de la naturaleza porque son entes mixtos, entre privados y públicos. Por un lado tienen inversores privados que buscan el lucro, pero por el otro lado tienen una línea de crédito con el tesoro norteamericano (que nadie más, que no sea un Government Sponsored Entity tiene). En definitiva, monstruos mal concebidos que como todos los defectos de la naturaleza, el tiempo se encarga de eliminar.


En este desactualizado gráfico producido por el NY Times vemos la magnitud de las potenciales pérdidas que tiene que cubrir el ciudadano medio Norteamericano. En esta gráfica, el total de créditos que Freddie garantizaba era de 2.1 Trillions US$ (2,1 millones de millones de dólares. O lo que en Español se conoce como 2,1 Billones), según su último reporte del segundo cuarto de este año esta cantidad era más cercana a los 3 Billones. La situación de su gorda hermana menor es similar.

El deterioro del mercado hipotecario Norteamericano a agravado la situación de estas dos compañías por dos vías. Primero la cantidad de hipotecas que se están dejando de pagar (el delinquency rate) a aumentado tremendamente y sigue aumentando, esta es una pérdida soportada directamente por estas dos compañías. La otra son los costes de financiación, que han aumentado mucho desde el comienzo de la crisis. comiéndose prácticamente el margen. Esto ha obligado al Gobierno Federal a actuar.

La manera como esta intervención está planificada es un "conservatorship", que no es otra cosa que los accionistas pierden casi la totalidad del dinero, y el ciudadano Norteamericano es el que se encarga de pagar las obligaciones de estas entidades, soportando así las pérdidas por los créditos hipotecarios mal otorgados.
Normalmente se dice que este tipo de cosas las paga el "tax payer" (pagador de impuestos norteamericano), pero algo de esta magnitud lo paga tanto los que pagan como los que no pagan impuestos.

Los efectos que se me ocurren son varios en caso de un rescate de esta magnitud, entre ellos tenemos:

Con esto, mucho del riesgo sistémico va a ser eliminado, por lo que probablemente será bien recibido por la bolsa a corto y posiblemente mediano plazo. A menos que otros factores vuelvan a aumentar el riesgo del sistema.

Malo para el dólar, poner a funcionar la maquinita de imprimir billetes siempre es malo para la moneda y lo que YO VOY A HACER (en grande, ya que no es una recomendación a nadie, cada quién es responsable de lo que hace) es eliminar la poca exposición al dolar que me queda, ya sea saliendo de posiciones o mediante futuros.

Malo para la inflación, será curioso ver el efecto en el bono del tesoro a 10 años Norteamericano. Digo curioso porque es impresionante la resistencia que tiene este bono a los choques macroeconómicos. Me explico, el tipo de interés que paga el bono Norteamericano debería estar ligado a cosas como expectativas inflacionarias, expectativas en el tipo de cambio, percepción de riesgo del bono, entre otros. En una economía altamente deficitaria como la Norteamericana, en mi opinión, el Bono a 10 años debería pagar un tipo de interés más alto para compensar por la posible devaluación necesaria para estabilizar la balanza comercial y el potencial riesgo que supone un estado con un déficit fiscal creciente. Sin embargo esto no ha pasado, veremos si los Chinos, Árabes y demás siguen comprando estos bonos que pagan en un dólar que cada día vale menos.

Lo irónico de todo esto es que estas entidades fueron creadas luego de la Gran Depresión Norteamericana ya que la banca (la que sobrevivió), tenía controles muy estrictos de a quién le prestaba el dinero. Con estas entidades, una mayor cantidad de gente tuvo acceso a créditos que antes no le era posible obtener. Por lo que su propio propósito de existencia es lo que los ha llevado a la quiebra.

Lo único que espero es que estos dos entes desaparezcan. Los engendros y defectos de la naturaleza nacen sin capacidad de reproducirse y mueren, espero que a Fannie y Freddie los dejen morir en paz.
Share/Bookmark

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya con el liberalismo de los beneficios y la socialización de las perdidas, parece que ahora le toca a AIG
Aquí en España tenemos a empresarios, camioneros, constructores, cajitas
todo el mundo quiere una ayudita
Volvemos a la epoca beatle ¡help!

¡que coman menos langostinos!
-H-

Pensamientos Neoliberales dijo...

Muy buen comentario, la lección de todo esto es que si vas a quebrar, asegúrate de ser lo suficientemente grande como para que te conviertas en un "riesgo sistémico".

LINELIZ dijo...

Hola estimado blogger, algo que no entiendo es porque el dolar esta ganando terreno, apesar de que el megaplan esta en camino de aprobaciòn. Gracias

Pensamientos Neoliberales dijo...

Buena pregunta lineliz. Mi humilde consejo es que no le busques la lógica a los movimientos de las monedas en el corto plazo ya que en mi experiencia no lo tienen. Estás mucho mejor usando análisis técnico para tratar de hacer forecast de los movimientos de la próxima semana o los próximos meses. Lo que si veo bastante claro es que en el largo plazo (2-3 años) el dólar no podrá resistir está política de imprimir billetes que el gobierno norteamericano está implementando.